I’ve had the time of my life” es una canción compuesta por Franke Previte, John DeNicola, y Donald Markowitz. Fue grabada por Bill Medley y Jennifer Warnes, después de haber sido seleccionada para ser la canción final para la película de 1987Dirty Dancing“, por el coreógrafo Kenny Ortega y su asistente Miranda Garrison (que también interpretó a Vivian en la película).

El cantante y compositor Franke Previte era el cantante principal de la banda de Franke y los Knockouts y tuvo éxito con la canción “Sweetheart” en 1981, pero en 1986 estaba sin un contrato de grabación con ningún sello discográfico. El productor y director de Millennium Records, Jimmy Ienner pidió a Previte escribir algo de música para “una pequeña película llamada Dirty Dancing“, pero en un principio lo rechazó porque todavía estaba tratando de conseguir un contrato discográfico. Pero Ienner fue persistente y le llegó a escribir varias canciones para la película (que también incluyó “Hungry Eyes”, que más tarde fue grabada por el cantante Eric Carmen y también se convirtió en un hit top 10.

La música fue escrita por John DeNicola y Don Markowitz, y Previte escribió la letra. Después de conseguir la aprobación ulterior, creó una demo para cantarla él mismo con la cantante Rachele Capelli, mostrando cómo las armonías se iban a utilizar, que iba a utilizarse un comienzo lento con una acumulación lenta hacia el final de la canción. Esta demo nunca fue utilizada como el corte final de la película, pero se utilizó la versión pulida final con Warnes y Medley, y con el lanzamiento de la película se convirtió en una de las canciones más escuchadas en la radio desde su debut y se convirtió en todo un hit mundial. La canción fue pensada inicialmente para Donna Summer y Joe Esposito, pero fue rechazada.

Sin embargo, ya que la versión final no estaba preparada por el rodaje final, una versión mucho más ligera y juvenil de Previte y de Capelli fue utilizada como una pista de acompañamiento para que los actores Patrick Swayze y Jennifer Grey y los bailarines pudieran tener algo para bailar. Swayze mas tarde había comentado que era su versión favorita, incluso de todos los remakes posteriores desde entonces.